El simbolismo de los Arboles en Avalon

 

 

Una de las cosas que me maravillan de Glastonbury es la majestuosidad de los arboles que hay en esta ciudad. En cada rincón  se pueden encontrar  Árboles centenarios y milenarios que siguen abriendo sus copas hacia el cielo y con sus amplios troncos mostrando la robustez que el tiempo les ha otorgado y a su vez dejando intuir esas raíces que parecen que por debajo del suelo de ese mágico pueblo, se unen cuales dedos de diferentes manos se entrelazan para sostener toda la magia de ese maravilloso lugar. La  madre tierra y su naturaleza es el sostén de la vida y la mística.

Me gustaría conectaros con tres orígenes de culturas y  mitos  relacionados con los árboles que nos encontramos en este lugar. La cultura Celta, La magia del jardín de las hespérides, y la historia del primer cristianismo en la Isla.

Si hay una cultura ligada a la vida de los árboles, es la Celta. La misma palabra Druida quiere decir “El que aprende del Roble” y Druidesa “La que guarda el Roble.

Para los celtas, cada árbol era un ser consciente con alma al que respetaban y veneraban hasta el punto de ritualizar la poda o el hecho de cortar algunas hojas o ramas para hacerse sus medicinas o amuletos; realizaban un ritual o ceremonia y se cortaba lo necesario con unas daga de oro.

Hay árboles que originariamente no están considerados como árboles celtas por no crecer en sus zonas, sin embargo, en la extensión de su cultura en otros países, quedaron incorporados a la misma, como por ejemplo el olivo, el ciprés, la higuera o el cedro. Los celtas tenían como máximo exponente de su vínculo con los árboles, a cuatro de ellos: los cuatro que relacionan con cada solsticio; el roble, el cedro, el nogal y el manzano.

Los Druidas solían combinar la fuerza de los cristales de cuarzo con la de los árboles haciéndose varas de poder con ellos. Tener en manos la creación de nuestra propia vara de poder en ese lugar tan especial.

Nuestro Lugar escogido es uno de los lugares más emblemáticos del entorno alrededor de dos ROBLES rodeados de gran carga mágica. Es sabido que dos Árboles Hermanos  forman una Puerta Dimensional y es allí entre Gog y Magog que se consideran los guardianes de la torre del Tor a los que se le piden permiso a vivir la magia de Avalon.

Gog y Magog son dos Robles, los únicos que quedan de una gran arboleda que anteriormente conducían a los peregrinos al laberinto de la Diosa, camino hacia la cima del Tor. El árbol Gog, representando la energía masculina está muy castigado por el tiempo, pero en  su presencia se aprecia la energía poderosa del roble, la fuerza indestructible  a pesar del tiempo, Magog representa la energía femenina, ella, aún está viva. En ella, la mitad de su tronco y ramas todavía brota la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

Diseñada el día 13 /09/ 2015,rediseñada el 23/ 10/ 2016
Prohibida su reproducción, texto o imágenes
MarianDesigns © 2016