Los Druidas

 

 Los bosques y las selvas inspiraban adoración y terror a las tribus célticas porque se las consideraba morada de los dioses. No es casualidad que a los integrantes de la clase sacerdotal se los llamara druidas, palabra de raiz céltica -“derb” y “dru” quieren decir roble- y significa “conocedores del roble” ya que practicaban sus ritos en medio de la espesura de los bosques. Allí celebraban asambleas, sentados en troncos sagrados, desde donde administraban justicia y decidían la paz y la guerra. Por otro lado es una antigua costumbre celta tocar madera ante el anuncio de un hecho ingrato, superstición que tiene su explicación en los robles azotados por los rayos y centellas en las tormentas, que como resultado indujeron a creer que estos árboles debían ser la morada de los dioses, de ahí el ritual de tocarlos cuando el peligro acechaba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diseñada el día 13 /09/ 2015,rediseñada el 23/ 10/ 2016
Prohibida su reproducción, texto o imágenes
MarianDesigns © 2016